Pide un deseo


Haciendo listas

Aunque la lista de la compra es la que a todo el mundo le viene a la cabeza cuando piensa en listas, vivimos rodeados de listas: lista de las mujeres más guapas, de los hombres más elegantes, las mejores apps, los libros imprescindibles para el verano, los restaurantes más caros del mundo. En fin, que nos pasamos el día haciendo listados de todo. Por no mencionar la manía que nos ha dado a todos ahora por escribir listas de imprescindibles para todo: para estar bella, para triunfar, para hacer los mejores bizcochos, para la vuelta al cole, para preparase una marathon, para ligar,

Yo soy muy de hacerme listas: de tareas pendientes, de cosas que tengo que comprar, de libros que quiero leer, sitos web que me gustan, tiendas de ropa, etc… Me he acostumbrado tanto que ya no puedo prescindir de ellas. Pero, por encima de todas, la lista que más me mola es mi lista de los deseos. No recuerdo dónde lo leí, pero decía algo así como que cuando deseas algo se te queda de alguna manera grabado en lo más recóndito de tu mente y todo lo que haces suele estar encaminado a conseguirlo. Lo tienes tan interiorizado que inconscientemente lo buscas y estás más receptivo a encontrarlo. Pero no basta con desearlo, hay que trabajar y poner los medios para que ocurra (esto sí recuerdo que lo leí en el libro La Buena Suerte de Alex Rovira y Fernando Trías de Bes, que si no os habéis leído os recomiendo). Porque por desear, yo deseo que me toque la lotería, pero eso ya es cuestión de azar, no hay nada que puedas hacer por tu parte para ponerlo de tu parte.

Pero volviendo a los deseos, existen deseos relacionados con la superación y realización personal o con tu proyecto vital, que son objetivos a largo plazo y que claramente no hace falta apuntarlos, porque son pocos y los tienes muy presentes. Pero hay otros deseos más prosaicos, más terrenales, aquellas cosas que te apetece tener, ya sean necesarias o simples caprichos, y que pueden ser de lo más variados: desde hacer un curso de cocina japonesa hasta viajar a Chile, pasando por comprarte unos zapatos de tacón negros. Ya sea por falta de tiempo o de dinero, todos los deseos no son realizables al momento. Además, tenerlos al instante no tiene gracia, elimina por completo la satisfacción de haberlo conseguido después de un tiempo de espera. Por eso es tan útil apuntarlos.

Yo llevo varios años elaborando mi lista de deseos y cada vez que la reviso me llevo grandes alegrías, porque sin darme cuenta se han ido cumpliendo todos. Algunos los voy eliminando o voy añadiendo nuevos. Os aconsejo que os hagáis la vuestra porque funciona de maravilla. El otro día que fue mi cumpleaños eliminé una de las cosas que tenía desde hacía al menos 5 años!! Gracias maridín por el super regalo 🙂

Antes de que salieran estos móviles inteligentes que tienen de todo, llevaba un cuadernito donde apuntaba todas mis listas, pero era difícil de encontrar cada cosa o de tenerlas ordenadas. Hasta que descubrí un par de apps que para mí son imprescindibles y con las que no sabría vivir:

Logo Evernote EVERNOTE: El día que descubrí está app cambió mi vida. Vale, es un poco exageración, pero os invito a probarla y me contáis, porque os aseguro que es maravillosa. Es tan potente que existen versiones para empresa y ya se utiliza a nivel corporativo para compartir información de proyectos. Evernote no es más que una gran libreta de notas donde agrupar un montón de información dispersa. Puedes crear libretas por temas o crear notas sueltas y permite añadir información en distintos formatos: texto, manuscrita, fotos, vídeos, webs. Lo mejor de esta app es que, con una sola cuenta, te permite acceder desde cualquier dispositivo: PC, tablet o teléfono, con lo que siempre tienes a mano tus listas para consultar, actualizar, añadir. Mientras navegas puedes añadir webs directamente a la aplicación. Y es muy fácil tenerla siempre en orden y encontrar lo que buscas.

Logo WunderlistWUNDERLIST: esta app sirve para gestionar tareas. La acabo de descubrir, porque antes usaba una que se llamaba ASTRID pero desapareció del mapa :-(. La diferencia con EVERNOTE es que ésta está más especializada en tareas, permite priorizarlas, añadir fecha límite de realización y asignársela a alguien. Te permite agrupar las tareas en categorías, algunas de las cuales ya vienen por defecto, pero otras las puedes crear a tu gusto. Es muy útil si, por ejemplo, estáis organizando cualquier asunto con más personas porque podéis ir asignando responsabilidades a cada uno. Yo la uso bastante para recordatorios del tipo: llamar a fulanita, renovar el seguro médico o pedir cita al médico. Seguro que os pasa que vas a una revisión y te dicen que vuelvas el año que viene y luego nunca sabes cuándo te toca. Al igual que EVERNOTE la puedes tener sincronizada en el PC, tablet y teléfono. 

Os invito a que probéis estas dos apps y sobre todo a que os hagáis vuestra lista de deseos.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Pide un deseo

  1. Me encanta la idea de la lista de deseos, es como la carta a los Reyes Magos, pero la magia esta en nosotros mismos, el poder de realizar nuestros sueños. Recomendable incluso para los niños.
    Gracias por la idea y por compartir tus apps para gestionar listas.
    Saludos
    Eva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s