El verano se va, pero los kilos se quedan


Detox concept

Día 1 después de las vacaciones, 7:30 de la mañana y suena el despertador. Con tu mente todavía en la playa, vas al baño y te desvistes (por eso de pesar menos) y te subes a la báscula. No quieres creerlo, pero ¡zasca! los números te devuelven a la realidad con una bofetada en forma de exceso de kilos. Por tu mente no sólo pasa todo lo que te has comido y bebido: las tapitas del chiringuito, el tinto de verano, la cerveza, las barbacoas, esos helados, los gin tonics… sino todo el ejercicio que no has hecho, a excepción del tumbing playero o el sillón-ball. Te consuelas diciendo ¡bah! que me quiten lo bailao. Y con esos kilos de más y la moral por los suelos, sales de casa para enfrentarte de nuevo a tu jefe. En fin, un panorama de lo más desolador.

Para evitar esta situación, este verano decidí cuidarme y, sin privarme mucho, intenté moderar lo que comía y hacer mucho deporte. Pero resultó inútil: 4 kilos que me puse encima como quien no quiere la cosa. Decisión de urgencia: me pongo a plan. Recién llegado sueles estar ahíto y lo de ponerte a dieta incluso te apetece, pero no nos engañemos, en realidad, las ganas te duran 2 o 3 días máximo.

Sólo he hecho dieta en serio dos veces y siempre acompañada de un médico endocrino: una hace 14 años y otra el año pasado. Hace falta mucha fuerza de voluntad y alguien que vigile para poder mantener el ritmo durante 3 o 4 meses. Aparte de los kilos que me quité, me quedaron muchos conocimientos sobre nutrición y un gran interés por conocer todo lo relacionado sobre alimentación sana. Así que, como leo todo lo relacionado con dieta y salud, hace unos meses me topé con un artículo sobre los zumos naturales que bebían las celebrities en Estados Unidos.

Lo peculiar de estos zumos es que se licuan con la técnica de prensado en frío lo que permite extraer al máximo todo el jugo. A diferencia de las licuadoras tradicionales (esas que todos alguna vez hemos tenido en casa y usado una o ninguna vez), donde el residuo es bastante húmedo, con esta técnica el residuo queda muy seco. Además, como el proceso se realiza a pocas revoluciones, el producto no se calienta, manteniendo así mejor todas las propiedades de la fruta y verdura fresca. Por último, estas máquinas permiten licuar todo tipo de frutas y verduras, hasta lechugas y coles, no sólo las carnosas y jugosas.

En Estados Unidos, que siempre nos llevan años de ventaja, hace tiempo que consumen estos zumos y muchos los utilizan con un objetivo de limpieza y purificación (cleanse o detox les llaman). Me dediqué a investigar sobre el tema y encontré algunas empresas españolas que desde hace poco los ofrecen. Me gustó DRINK6 porque era la que más confianza me transmitió, tanto por la completa información que ofrecía sobre el plan y los zumos, como por estar avalado por un equipo de nutricionistas. Así que decidí probarlos a la vuelta del verano.

Su método consiste en programas detox de 1, 3 o 5 días, donde sólo puedes beber los 6 zumos que preparan ellos y entregan en casa el día antes de empezar el plan. Cada zumo está destinado a un momento del día y su composición varía para poder cubrir distintos objetivos. En este vídeo (a partir minuto 29) lo cuentan bastante bien.

Imagen de los zumos drink6

Los 6 zumos de Drink6 Fuente: web Drink6

La compra se hace en la web o por teléfono y al solicitarlo tienes que indicar qué día queréis recibirlo. Tened en cuenta a la hora de hacer el pedido, que es aconsejable seguir una dieta durante los días previos y que no tramitan pedidos en fin de semana.

Los zumos se entregan en cajas refrigeradas con hielo en seco y te regalan una bolsa térmica para poder transportalos donde necesites, por ejemplo, al trabajo.

Yo compré el pack de 3 días y esta fue mi experiencia:

  • Los zumos están todos riquísimos. Sorprende mucho el quinto, con un ligero toque picante, pero me decepcionó el sexto. Me esperaba algo más dulce y saciante para antes de ir a dormir, pero han cambiado la composición. Ahora lleva frambuesa, que le da un toque demasiado ácido que predomina sobre la almendra, y me resultó repetitivo (el de la merienda sabe parecido). El de la comida (el verde) que, por lo que he leído es el que más rechazo produce, a mí me gustó muchísimo.
  • Con dos días habría sido suficiente. El primer día fue duro pero el segundo lo llevé bastante bien. En cambio, el tercero me produjo hastío. Los zumos ya no me parecían tan ricos y se me hizo eterno. En mi opinión, cinco días me parecen un exceso (y creo que hasta poco saludable).
  • Es un plan para hacer mientras haga buen tiempo. No me imagino tomarme todos esos zumos fríos en invierno.
  • Estoy muy satisfecha con el resultado. Entre la dieta previa y el plan detox me quité 3,5 kg en total, por lo que, en mi caso, el objetivo está cumplido.

Mi hermana Paula, también se apuntó al plan y esta fue su experiencia:

“Mi valoración general de la experiencia es positiva, aunque creo que el momento de realizarla no fue el más oportuno. Acababa de llegar de pasar 1 mes de vacaciones y sólo hice un día de dieta previa. El primer día fue llevadero, pero confieso que comí algo de piña y sandía porque tenía hambre y mucho ocio. El segundo día empecé bien, pero al mediodía me vino una jaqueca terrible que me duró hasta la noche. El tercer día no puede terminarla porque al mediodía comí una pechuga de pollo a la plancha con ensalada sin aceite y por la tarde tomé un café que me vino fenomenal ya que al mediodía tuve de nuevo una jaqueca que no se me quitaba con medicación. Los tres zumos restantes me los tomé para cenar durante 3 días. Perdí 1,5 Kg aunque recuperé la mitad porque tampoco hice la dieta posterior.
Repetiré en un mes, aunque esta vez cumpliré con las dietas anterior y posterior.”

Si te decides a hacer el plan, sigue estos consejos que a mí me han ayudado:

  • Un plan detox NO es una dieta. Es para hacer de forma puntual y siempre acompañada de la dieta previa y posterior, ya que no es bueno someter al cuerpo a cambios bruscos.
  • Toma muchas infusiones calientes para distraer el hambre. La comida caliente tranquiliza el estómago y el ánimo. Yo compré un té verde (que es detox) con hierbabuena muy rico.
  • Levántate lo más tarde posible y acuéstate pronto. De esta forma puedes reducir los tiempos entre zumo y zumo 🙂
  • Se pasa hambre, no te voy a engañar, por lo que mantente ocupada con tareas que te entretengan.

Si queréis más información sobre los zumos detox, en mi próximo post os contaré más cositas.

Anuncios

3 pensamientos en “El verano se va, pero los kilos se quedan

  1. Esta ha sido mi experiencia de Drink6: Me puse 2 hermosos Kg. durante el verano, al llegar a Madrid, me puse a dieta y a las 24h. hice el plan Drink6, 2 días. En cuanto a pasar hambre lo aguanté, pero el segundo día me sentí fatal. Mareada, débil…mal. El tercer día lo pospuse y lo hice a la semana. En total, apenas he bajado 500grs. y no sé si repetiré o si lo sustituiré por un día sólo a fruta, en plan depurativo.

  2. Pingback: De zumos detox, licuadoras y prensado en frío | Abierto 24 horas

  3. Pingback: De zumos detox, licuadoras y prensado en frío - Abierto las 24 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s