La vuelta al cole empieza en julio


Vuelta-al-cole-1

Este año creía haber hecho bien las cosas, pero me equivoqué. Las enseñanzas del año pasado no fueron completas y me ha vuelto a pillar el toro. Así que, como promesa de Año Nuevo, el año que viene la operación vuelta al cole la empezaré en julio.

Veréis, el año pasado fue la primera vez que tuve que comprar libros y material escolar. Lo del material escolar fue relativamente fácil y en una gran superficie lo resolví sin problemas. Pero pagué el pato con el forro. Después de tantos años sin tener que forrar un libro, me guié por mis recuerdos y pensé: “el forro adhesivo era el bueno”. Además, eso del forra fácil no lo tenía claro, porque no tenía todavía los libros y no podía saber el tamaño que iba a necesitar, ni la cantidad. Como no tenían la marca de referencia (Aironfix), me decidí por la marca blanca (total, soy una asidua de marcas blancas y pensé que sería parecido). Gran error. Resultó ser una auténtica tortura. Al final, tuve que claudicar y comprar Aironfix que era escandalosamente más caro. Primera enseñanza: nada de forros adhesivos.

La segunda parte fueron los libros de texto. El colegio publica en la web la lista de libros en julio e intenté comprarlos en Amazon. Una amiga me dijo que una distribuidora los vendía en el colegio y pensé que igual harían buen precio, así que decidí esperar a septiembre. El día que se ponían a la venta me acerqué, cual pardilla con lo puesto, a comprar, y vi llegar a padres con trolleys, algunos de gran tamaño. Lo primero que pensé fue, “estos llegan directamente de la estación a comprar libros”. ¡Alma de cántaro! Cuando me tocó el turno entendí lo de las maletas. Segunda enseñanza: el próximo año la compra de libros por Internet.

Y este año, con todas mis enseñanzas aprendidas, he comprado casi todo por Internet y exceptuando algunos errores, la experiencia ha sido bastante positiva, empezando por ahorrarme tener que cargar con unos cuantos kilos y el tiempo de cola en el colegio. Creo que sólo por eso merece la pena comprar por Internet.

LIBROS DE TEXTO

Este año la lista de libros facilitada por el colegio venía con precios por lo que he podido comprobar fehacientemente, y con gran alegría, que en AMAZON los libros son una media de un 20% más baratos.

Además de en Amazon, encontré otros dos sitios. En el primero, TUS LIBROS DE TEXTO, después de tener el pedido hecho decidí cancelarlo porque me cobraban más de 7€ de gastos de envío a pesar de tener una compra de más de 200€. Tenían, curiosamente, una opción más barata de sólo 2€ si recogías el pedido en sus almacenes… situados a más de 50 km de mi casa. Vamos, ¡comodísimo!

En el segundo, EDUCANDOO, sí compre. Atraída por una oferta que te ofrecía un descuento del 12% empecé a hacer el pedido. Iba comparando precios con AMAZON, aplicando el 12% de descuento que ofrecían, decidiéndome así por uno u otro. Completé dos pedidos en paralelo buscando el mejor precio (una de las grandes ventajas que ofrece Internet). Cuando finalicé, me solicitaba el código de la promoción. Me volví loca buscándolo por toda la web, pero fue inútil. Decidí acabar el pedido y reclamarlo a posteriori. Mi gran sorpresa llegó cuando atentamente me llaman para decirme que sí que tengo un descuento, pero para mi próxima compra. Les dije que era publicidad engañosa y que me habían timado. A punto estuve de cancelar el pedido.

Mi segunda sorpresa llegó cuando quise saber el estado de mi pedido porque estaba tardando en llegar y resulta que no había forma de acceder a mi pedido en la web, porque ¡¡no existía la cuenta de usuario!!!. Me pongo en contacto de nuevo y me informan que el plazo de entrega era de 7 días hábiles. A todo esto, el pedido de Amazon había llegado hacía ya 3 días.

Como seguía sin recibirlo, volví a contactar por última vez, casi a la desesperada porque veía que no me iba a dar tiempo a forrar libros, y me entero de que faltaban libros y que no enviaban hasta no tener el pedido completo ¿estamos locos?? Todo esto, además, sin recibir ningún tipo de información al cliente sobre las incidencias que se producían. Resolví el asunto cancelando la parte del pedido que estaba pendiente, pero todo el proceso me costó unos cuantos emails y llamadas de teléfono.

Pero no acaba aquí la cosa. Cuando finalmente me llegó el pedido se habían dejado un libro ¡qué desastre! Más les vale revisar de arriba a abajo su negocio si quieren sobrevivir en un sector donde AMAZON juega a lo grande y son los mejores en precio y servicio. ¿Dónde está el valor de este negocio?? En cuanto a precio, los libros eran céntimos más caros que en el colegio, pero estoy dispuesta a pagar el ligero exceso de precio si el servicio y la experiencia de compra hubiera sido positiva.

Por cierto, la promoción engañosa sigue estando anunciada

La promoción engañosa sigue publicada

La promoción engañosa sigue publicada

El material escolar lo compré en MATERIAL ESCOLAR (¡¡qué originales!!). Tienen buenos precios y el servicio es bueno y rápido, si no fuera por la empresa de transporte. Hubo una pequeña incidencia pero la resolvieron con diligencia. 

Muy interesante también es TODO PARA EL COLE, donde el año pasado compré etiquetas personalizadas para marcar los libros y cualquier objeto que tengan que llevar al colegio. También puedes comprar uniformes, material escolar y libros de texto e incluso que te lleguen ya forrados. Muy recomendable.

Y hablando de forrar libros, a esto me refería cuando empezaba el post y decía que me había pillado el toro. Cuando me enfrenté a la tarea, con más voluntad que ganas, pertrechada con AironFix y unas tijeras, me di cuenta que la tarea me iba llevar una buena pila de horas, tantas como libros tenía frente a mí. En el colegio exigen forrar hasta los cuadernos y cada asignatura tiene, en algunos casos, hasta 4 libros. Por mi cabeza sólo bullían ideas para librarme… se me había olvidado lo que fue el año pasado. Pensé en llamar a ETECE para que me enviara un solucionador, pero creo que lo que estaba dispuesta a pagar no compensaba ni al más necesitado. De repente, me di cuenta de que casi todos los libros eran del mismo tamaño y decidí acercarme a una gran superficie y comprar forra fácil que, haciendo honor a su nombre, me ha permitido forrar 24 libros en menos de 1 hora. Además, es reutilizable, con lo que el año que viene aprovecharé los que no estén muy cascados.

Como conclusión, enseñanzas finales para grabarse a fuego y recordarlas el año que viene:

  1. Comprar los libros en julio en AMAZON 
  2. No comprar el forro hasta no tener todos los libros para comprobar el tamaño y utilizar forra fácil.

Sólo me queda desearos que tengáis un buen curso y, si estáis a tiempo, que os sirvan mis consejos 🙂

Anuncios

6 pensamientos en “La vuelta al cole empieza en julio

  1. Recuerdo mi primera compra en amazon.com (bastantes años antes de que existiera el .es)… el típico libro técnico (es decir, de escasa demanda, sin traducir y bastante caro). Al recibirlo monté en cólera porque faltaba, literalmente, un capítulo completo. Les escribí indignado (correcto, pero indignado) dando por hecho que no iba a tener más remedio que fastidiarme.

    Cuál fue mi sorpresa que me atendieron por correo electrónico con una celeridad y una amabilidad _impresionantes_ y se comprometieron a enviarme nuevamente el libro, de inmediato, sin que yo tuviera que demostrar que se habían equivocado y sin que tuviera que enviarles de vuelta el primer libro.

    La sensación de:
    – Confían en mi palabra.
    – Son amables y rápidos.
    – Corren con los gastos originados por su error.
    – Y lo hacen con un cliente que hace su primera compra desde un país europeo.

    fue determinante para que, desde entonces, me considere un cliente fiel de Amazon. Desde entonces han sido pocas compras, media docena, tal vez. No soy por lo tanto un cliente bueno. Pero sí soy un cliente fiel.

    • Gracias por tu comentario. Un negocio online tiene que transmitir confianza y seguridad al cliente. La falta de un interlocutor físico con el que puedas hablar cara a cara lo hace imprescindible. Amazon nunca me falla y siempre informa puntualmente de todo el proceso o de cualquier incidencia que se produzca.
      Slds

  2. Yo podía haberte dado unos consejos sobre forrar libros, jejejeje. Nunca he sabido por qué hay que forrarlos si son de usar y tirar y no pueden heredarlos los hermanos.

  3. Pingback: La cuesta de septiembre | Abierto 24 horas

  4. Pingback: Empieza la nueva temporada | Abierto 24 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s